aGrAdEcEr Es CoMpArTiR... CoMpArTe Lo QuE tE gUsTó A TuS ReDeS SoCiALeS... Twitter, Google+ y Facebook.

Wednesday, January 08, 2014

Las emociones y el cuerpo físico

Gracias a las investigaciones de un grupo de personas finlandesas, se ha creado un mapa que contiene ciertas emociones que un ser humano puede sentir y junto con ella la parte física de nuestro cuerpo que se encuentra relacionada. El mapa muestra en una escala de color dónde se siente actividad en el cuerpo dependiendo de la emoción que experimentes,

Cuando un ser humano siente amor, miedo, tristeza o cualquier otra emoción, hay una parte del cuerpo que se activa con ella. No solo se trata de una reacción mental, sino física también.

Tal como se puede apreciar en la imagen expuesta en esta página, se puede ver que el sentimiento de felicidad se siente en casi todo el cuerpo, el enfado va más en la parte superior del cuerpo, sin embargo la tristeza en el pecho.



anger = enfado/ira
fear= miedo
disgust= asco
happiness= felicidad
sadness= tristeza
surprise= sorpresa
neutral= neutral
anxiety= ansiedad
love= amor
depression= depresión
pride=orgullo
shame= verguenza
envy= envidia

El hombre que necesito

En una breve conversación, un hombre le hace a una mujer la siguiente pregunta: Qué tipo de hombre estás buscando?

Ella se queda un momento callada antes de verlo a los ojos y le preguntó: En verdad quieres saber?

El respondió: si

Ella empezó a decir: Siendo mujer de esta época, estoy en una posición de pedirle a un hombre lo que yo no podría hacer sola.

Tengo un trabajo y yo pago todas mis facturas. Yo me encargo de mi casa sin la ayuda de un hombre, porque soy económicamente independiente y responsable de mi administración financiera. Mi rol ya no es el de ser ama de casa dependiente de un hombre en ese sentido. Yo estoy en la posición de preguntar a cualquier hombre, que es lo que tu puedes aportar en mi vida?

El hombre se le quedó viendo.

Claramente pensó que ella se estaba refiriendo al dinero.

Ella sabiendo lo que él estaba pensando, dijo: No me estoy refiriendo al dinero. Yo necesito algo más.

Yo necesito un hombre que luche por la perfección en todos los aspectos de la vida.

El cruzó los brazos, se recargó sobre la silla y mirándola le pidió que le explicara.

Ella dijo: “Yo busco a alguien que luche por la perfección mental, porque necesito con quién conversar, no necesito a alguien mentalmente simple. Yo estoy buscando a alguien que luche por la perfección espiritual, porque necesito con quien compartir mi fe en Dios.

Yo necesito un hombre que luche por la perfección financiera porque, aunque no necesito ayuda financiera, necesito a alguien con quien coordinar los dineros que entren en nuestras vidas.

Yo necesito un hombre que luche por su individualidad, que tenga la libertad para salir a volar y regresar responsablemente a su nido, porque enriqueciéndose a sí mismo tendrá algo maravilloso que regalarme cada día.

Yo necesito un hombre lo suficientemente sensible para que comprenda por lo que yo paso en la vida como mujer, pero suficientemente fuerte para darme ánimos y no dejarme caer. Yo estoy buscando a alguien que yo pueda respetar. Partiendo del respeto que él mismo se gane con el trato, el amor y la admiración que me dé. Dios hizo a la mujer para ser la compañera del hombre. No para ser menos o más, sino para que juntos forjen una vida en donde la convivencia los lleve a la felicidad. Si existe un hombre así pues eso es lo que yo busco.

Cuando ella terminó de hablar lo vio a los ojos, él se veía muy confundido y con interrogantes.

El le dijo: estás pidiendo mucho

Ella le contestó:

Yo valgo mucho!!!

Tuesday, January 07, 2014

Demasiado tarde.

Es una hermosa reflexión, sinceramente me dejé envolver por la historia que me conmoví hasta las lágrimas... Se las comparto, espero puedan extraer el mensaje y consejo.
 ------------------
Cuando llegue a casa esa noche mientras mi esposa servía la cena, la tome de la mano y le dije: tengo algo que decirte. Solo se sentó a comer en silencio. Yo podía observar el dolor en sus ojos. 
De pronto  ya no sabía como abrir mi boca. Pero tenía que decirle lo que pensaba. Quiero el divorcio……le dije lo más suave que pude.
Mis palabras parecieron no molestarle. Al contrario, muy tranquilamente me pregunto, ¿por qué? 

Evite su pregunta con mi silencio, esto le hizo enfurecer. Tiro los utensilios y me grito, ¡no pareces hombre! Esa noche, ya no hablamos más. Ella lloraba en silencio. Yo sabía que quería saber que le había pasado a nuestro matrimonio. Pero yo no hubiera podido darle una respuesta satisfactoria.
Mi corazón ahora le pertenecía a Eloísa. Ya no la amaba, solo me daba lástima. 

Con un gran sentido de culpa, redacte un acuerdo de divorcio en el que le daba nuestra casa, nuestro auto y un 30% de las acciones de mi empresa 

Después de leerlo ella lo rompió en pedazos. La mujer que había estado diez años de su vida conmigo ahora era una extraña. Me sentí mal por todo ese tiempo y energía que desperdicio conmigo.
Todo eso que yo nunca le podría reponer. Pero ahora ya no había marcha atrás, yo amaba a Eloísa.
Por fin mi esposa soltó el llanto frente a mí, eso era lo que yo esperaba desde el principio. Verla llorar me tranquilizaba un poco, ya que la idea del divorcio que me preocupaba tanto ahora era más clara que nunca. 

El siguiente día, llegue a casa muy tarde y ella estaba en la mesa escribiendo algo. Yo no había cenado, había pasado un día muy intenso con Eloísa y tenía más sueño que hambre y mejor me retire a dormir.
Desperté en la madrugada, ella todavía estaba escribiendo. La verdad no me importo y solo me acomode de nuevo en cama y seguí durmiendo. 

En la mañana me presento sus condiciones para aceptar divorciarse: No quería nada de mí, pero necesitaba un mes antes de firmar el divorcio, me pidió que en ese mes tratáramos de vivir una vida lo más normal posible. Sus razones eran simples: nuestro hijo tenía unos exámenes muy importantes en este mes y no lo quería mortificar con la noticia del matrimonio frustrado de sus padres. 

Esto era algo en lo que yo también estaba de acuerdo. Pero había más, me pidió que me acordara como la cargue el día de nuestra boda.
Quería que cada día de este mes, la cargara de nuestro cuarto hasta la puerta de la casa……. pensé que se estaba volviendo loca. Pero decidí aceptar este raro requisito con tal de que este mes pasara sin más peleas o malos momentos. 

Le platique a Eloísa de las condiciones que puso mi esposa……se rio bastante y pensó que era muy absurdo. Dijo en tono burlón: no importa los trucos que se invente, tiene que aceptar la realidad que se van a divorciar.
Desde que le exprese mis intenciones de divorcio mi esposa y yo no teníamos ningún contacto íntimo. El primer día que la cargue se me hizo un poco difícil. Nuestro hijo nos vio y aplaudió de felicidad al vernos y dijo, papa me da gusto que quieras mucho a mi mama. Sus palabras me causaron un poco de dolor. Desde nuestra habitación hasta la puerta de enfrente camine como diez metros con ella en mis brazos. Ella cerró sus ojos y me dijo al oído que no le dijera al niño del divorcio. Me sentí muy incomodo, la baje y ella camino a tomar el autobús para ir a trabajar.
Yo maneje solo a mi trabajo. 

El segundo día fue un poco más fácil. Ella se recargo ligeramente en mi pecho. Podía oler la fragancia de su blusa. Me di cuenta que desde hace tiempo no le había puesto mucha atención a esta mujer. Me di cuenta que ya no era tan joven, había un poco de arrugas en su cara, su pelo ya mostraba canas. Ese era el precio de nuestro matrimonio. Por un minuto me pregunte que si yo era el responsable de esto.
Al cuarto día, cuando la cargue. Sentí que regresaba un poco de intimidad. Esta era la mujer que me había dado diez años de su vida. 

El quinto y sexto día, me di cuenta que el sentimiento crecía otra vez. No le platique nada de esto a Eloísa. Conforme los días pasaban se me hacia mas fácil cargarla. Quizás el ejercicio de hacerlo me estaba haciendo más fuerte.
Una mañana la vi que estaba buscando un vestido para ponerse, pero no encontraba nada que le quedaba. Solo suspiro y dijo, todos mis vestidos me quedan grandes. Es ahí donde me di cuenta que por eso se me hacía muy fácil cargarla. Estaba perdiendo mucho peso, estaba muy pero muy delgada. 

De repente entendí la razón……estaba sumergida en tanto dolor y amargura en su corazón. Inconscientemente le toque la frente. 

Nuestro hijo entro en ese momento y dijo, Papá es tiempo que cargues a mamá.
El ver a su papá cargar a su mamá todos los días se le había hecho costumbre. Mi esposa le dio un fuerte abrazo. Yo mejor mire hacia otro lado por temor a que esta conmovedora imagen me hiciera cambiar de planes. Entonces la cargue, y empecé a caminar hacia la puerta, su mano acaricio mi cuello, y yo la apreté fuerte con mis brazos, justo como el día que nos casamos. 
Pero su estado físico me causo tristeza. Ese día, cuando la cargue sentí que no me podía ni mover. Nuestro hijo ya se había ido a la escuela.
La abrasé fuerte y le dije, nunca me di cuenta que a nuestra vida le hacía falta algo así. 

Me fui a trabajar…..salte fuera de mi auto sin poner llave a la puerta. Temía que cualquier momento podría cambiar de opinión…..subí las escaleras, Eloísa abrió la puerta y le dije, Lo siento mucho pero ya no me voy a divorciar. 

No podía creer lo que le estaba diciendo, hasta me toco la frente y me pregunto si tenía fiebre.
Quite su mano de mi frente y le dije de nuevo. Lo siento Eloísa, ya no me voy a divorciar. Mi matrimonio era muy aburrido porque ni ella ni yo supimos apreciar los pequeños detalles de nuestras vidas. No porque ya no nos amaramos.   Ahora me doy cuenta que cuando nos casamos y la cargue por primera vez esa responsabilidad es mía hasta que la muerte nos separe.
Eloísa en este momento salió del shock y me dio una fuerte bofetada, y llorando cerro su puerta. Corriendo baje las escaleras y me fui de ahí. 

Pare en una florería, ordene un bonito ramo para mi esposa. La chica me pregunto que le ponía a la tarjeta. Sonreí y escribí, ” siempre te llevare en mis brazos hasta que la muerte nos separe”.
Esa noche cuando llegue a casa, con las flores en mis manos y una sonrisa en mi cara, subí a nuestro cuarto……..solo para encontrar a mi esposa en su cama…..Muerta .
Los pequeños detalles es lo que de verdad importa en una relación. No la mansión, el carro, propiedades o dinero en el banco. Estos crean un falso sentido de felicidad que no lo es todo. Mejor encuentra tiempo para ser el amigo de tu esposo o esposa, y tómense todo el tiempo necesario con esos pequeños detalles que hacen la diferencia. Que tengan un feliz matrimonio

Thursday, January 02, 2014

El amor: lo que una esposa necesita

(Uhmmm me gusta toda la lista, pero si la resalto toda mejor no resalto nada jijiji)

La necesidad primordial de una mujer es sentirse y saberse amada y esa es una responsabilidad de todo esposo. El amor hacia su esposa debe ser sacrificado, algunos dejan a su esposa en último lugar, por ejemplo: Les dan el tiempo que queda después de hacer todo lo que les gusta, el dinero que queda después de satisfacer sus necesidades, caricias y halagos solo cuando quieren sexo, entretenimiento cuando no tienen nada más que hacer… El verdadero amor se muestra cuando se da algo que en verdad cuesta y esta es una forma de sacrificarse por ella.

Cómo demostrar amor a la esposa

- Provea todo lo que ella necesita y trate de cumplir sus deseos.
- Admírela y consiéntala, hágala sentir muy importante en su vida.
- Cuéntele todos sus proyectos e inclúyala en ellos cuando sea posible.
- Escuche sus consejos y sugerencias.
- Comuníquese con ella durante el día.
- Dígale “te amo”.
- Entérela de lo que pasa en su vida.
- Anímela para emprender proyectos y resalte sus capacidades.
- Enséñele con respeto cuando se equivoque.
- Controle sus malas reacciones como ira, malhumor o desánimo.
- Sea tierno, abrácela, trátela con delicadeza y palabras afectuosas.
- Sea paciente y reconozca sus fortalezas y debilidades.
- Esté pendiente de sus cambios emocionales y háblele de ellos: Si está triste, alegre, preocupada, emocionada y ánimela a expresar todo lo que ella siente.
- Esfuércese por ser más romántico y pasar tiempo juntos.
- Cuídela, haga el trabajo pesado, ayúdela en sus tareas varias y proporciónele pequeños descansos.
- Hágala disfrutar de la intimidad sexual, usted será el más beneficiado.
- Busque la reconciliación.

Si hace todo lo que está en sus manos para que su esposa se sienta feliz, aun la mujer con carácter más difícil sucumbirá ante uno que la entiende y le da toda su atención. Persevere y ponga todo el empeño en mejorar la comunicación con su esposa para conocerla cada día más.


Fuente: fortaleciendomatrimonios.blogspot.com

WhatsApp: otras mejores alternativas

5 aplicaciones que podés usar como una alternativa al famoso WhatsApp. Lo más gracioso que leí es que WhatsApp ha debido ser diseñado por un sádico, que lo único que provoca es que la gente entre en estresantes dudas jajaj... bueee, aquí va las 5 alternativas.

TigerText

TigerText permite enviar mensajes que se autodestruyen al cabo de un breve periodo de tiempo o tras haber sido leídos. En esto es muy similar a SnapChat. Los mensajes no se pueden guardar ni reenviar, y están protegidos por un fuerte cifrado. Se bautizó así en honor a Tiger Woods, el famoso golfista que se vio envuelto en un escándalo sexual.
Plataformas: Android, BlackBerry, iPhone, Windows Phone 7

myENIGMA

Otra app con cifrado en todas las etapas de transmisión del mensaje, desde el envío del mismo hasta su recepción. La identificación de los usuarios es doble: se lleva a cabo con correo electrónico y número de teléfono. El soporte para SMS cifrados es muy útil cuando no hay una conexión disponible. Además, tiene lista negra.
Plataformas: Android, iPhone, BlackBerry

Gryphn

Se promociona como la mejor alternativa segura a WhatsApp y a las demás apps de mensajería que vienen preinstaladas en el teléfono. ¿Su mayor atractivo? La seguridad, obviamente, que Gryphn proporciona a tráves de una combinación de mensajes que se autodestruyen y cifrado. Además, no permite tomar capturas de pantalla.
Plataformas: Android

TextSecure

Si eres de los que solo envían SMS y MMS, TextSecure es la app para ti: cifra tus mensajes cortos con una contraseña. Al cifrar los mensajes localmente, estos permanecen seguros incluso si tu móvil es robado o lo pierdes. ¿Quieres una garantía de transparencia? TextSecure es una aplicación de código abierto.
Plataformas: Android

GibberBot

La última app que te presento es una aplicación de código abierto capaz de comunicarse con otras aplicaciones compatibles con el protocolo OTR, como ChatSecure (iOS), Adium (Mac) o Pidgin (Windows, Linux). ¿Y los usuarios? Se añaden desde Facebook. Para más inri, GibberBot es compatible con Orbot, el famoso plugin de navegación anónima y sin límites.
Plataformas: Android

Fuente: http://articulos.softonic.com/