aGrAdEcEr Es CoMpArTiR... CoMpArTe Lo QuE tE gUsTó A TuS ReDeS SoCiALeS... Twitter, Google+ y Facebook.

Monday, September 09, 2013

¿Llevan todas las religiones a un mismo Dios?

A lo largo de nuestra vida tomamos diferentes decisiones, unas que son cuestiones de gusto personal y otras que repercuten en nuestro bienestar. Y la religión ¿ es una cuestión importante o solo de gusto?

Hay quienes dicen que no importa la religión que uno escoja, con tal todas llevan al mismo Dios.

Está claro que alrededor del mundo hay miles de religiones pero las cinco principales son el budismo, cristianismo, hinduismo, islam y judaísmo. Sin embargo, cabe preguntarse si todas las religiones llevaran a un mismo Dios, ¿no deberían tener mucho en común en sus enseñanzas, su manera de representar a Dios y su explicación del propósito divino estas cinco religiones?

Los hindúes creen en una multitud de deidades, mientras que los budistas ni siquiera parecen estar muy seguros de si existe o no un Dios personal. El islam enseña que solo hay un Dios. Y lo mismo hacen las iglesias que afirman ser cristianas, aunque muchas de ellas dicen que Dios es una Trinidad. Incluso entre estas iglesias existe una amplia variedad de enseñanzas. María, la madre de Jesús, es objeto de veneración para los católicos, pero no para los protestantes. Además, los católicos tienen prohibidos casi todos los métodos anticonceptivos, mientras que la mayoría de los protestantes no. Y entre los mismos protestantes no hay consenso en cuestiones tales como la homosexualidad.

Si todas las religiones llevaran a un mismo Dios, las veríamos promoviendo la paz y unidad entre la humanidad. Pero ¿lo están haciendo? La historia demuestra que en lugar de unir a la gente, la religión ocasiona divisiones y peleas. Veamos algunos ejemplos.

En los siglos XI a XIII, la cristiandad, es decir, el conjunto de países que se llaman cristianos, guerrearon contra las potencias islámicas en una serie de cruzadas. En la Europa del siglo XVII, católicos y protestantes se enzarzaron en la guerra de los Treinta Años. En 1947, tan pronto como el subcontinente indio obtuvo su independencia de Gran Bretaña, hindúes y musulmanes combatieron entre sí. En tiempos más recientes, católicos y protestantes lucharon por años en Irlanda del Norte. En Oriente Medio, judíos y musulmanes todavía no han hallado la paz entre sí. Pero a la cabeza de la lista de conflictos debe colocarse la II Guerra Mundial, pues en ella participaron miembros de las cinco religiones principales y hasta hubo personas de la misma fe en bandos contrarios.

La conclusión es obvia. Las religiones del mundo no han traído paz y unidad y no han conducido a la gente a Dios. Al contrario, han dividido a la humanidad y han pintado un cuadro confuso de quién es Dios y de cómo adorarle. Por consiguiente, todo el que quiera adorar al Dios verdadero tiene que elegir con cuidado el camino que seguirá. Esto está en armonía con lo que dice la Biblia, uno de los libros religiosos más antiguos que se conocen.

Por lo tanto, Si queremos adorar y servir al Dios verdadero, tenemos que decidirnos por el camino correcto. ¿Qué nos puede ayudar a elegir bien en materia de religión? ¿Cómo podemos identificar a los verdaderos adoradores de Dios?

Analizaremos este tema en la siguiente publicación.

No comments:

Post a Comment