aGrAdEcEr Es CoMpArTiR... CoMpArTe Lo QuE tE gUsTó A TuS ReDeS SoCiALeS... Twitter, Google+ y Facebook.

Friday, March 08, 2013

5 CoNsEjOs pArA EnTeNDeR MeJoR A LoS HoMbReS


En algún momento he llegado a tener la misma idea de la que expone las terapeutas Viviana Puebla y Diana Loi:

"Las mujeres creemos que los hombres se ‘comportan mal’ a propósito. Que son egoístas, que no les interesan los vínculos y que somos nosotras las que tenemos que poner todo de sí mismas, para que la relación funcione y luego, nos perdemos en el vínculo. Nos agotamos, nos frustramos y no sentimos que haya una ‘validación’ de ese ‘esfuerzo’".

Definitivamente, si las cosas son realmente así, no vale la penar amar. Sin embargo, el consejo de estas especialistas es que conozcamos la Ingeligencia Emocional de nuestra pareja.

La base de este concepto es que hombres y mujeres perciben y operan en la realidad de forma diferente e incluso, opuesta, lo cual lleva a muchas malas interpretaciones y conflictos en la comunicación de pareja.

Los hombres sí quieren relacionarse, quieren comprometerse y formar vínculos amorosos que duren de por vida. Pero los procesos por los cuales él va pasando en las distintas etapas de la relación son muy diferentes a los de la mujer.

Es fundamental tomar en cuenta que los hombres necesitan ser invitados al mundo de los vínculos y las relaciones de manera amable, ya que su expertise se encuentra en el mundo del trabajo, las competencias y las jerarquías.

5 consejos para entenderlos mejor

Las terapeutas de Conocerse y Ser Feliz que realizan talleres de pareja y para solteros que quieran aprender el “Arte de Amar”, entregan detalles de cómo piensan los hombres, para lograr construir relaciones más placenteras, armónicas y amorosas, “donde cada uno podrá expresar sus fortalezas, potenciales y diferencias sin miedos ni prejuicios innecesarios”, dicen.

1. Tiempos de transición: Los hombres manejan un “timing” completamente diferente al de las mujeres, especialmente, en lo que respecta a cambiar de espacios, actividades y comunicación. Esto se traduce en que a él le toma un tiempo de transición determinado el cambiar de un estado a otro, como pasar, por ejemplo, del trabajo a la casa.
“En ese tiempo, el hombre entra en una zona donde toda su atención se pierde en este proceso, lo cual no significa que nos esté ignorando, no le importemos o le dé prioridad a otra cosa, sino que está haciendo todo su esfuerzo para poder sintonizarse con nosotras y responder al nuevo espacio y situación”.

2. Comunicación no verbal: Uno de los errores más comunes que cometen tanto hombres como mujeres es creer que son iguales en la forma de pensar, emocionarse o comunicarse. “Ellos tienden a fijarse en su mayor parte, en nuestra comunicación no verbal, como por ejemplo nuestras miradas, la postura corporal, nuestros gestos y la transmisión de nuestras emociones, lo cual marca el contexto en que será acogido el contenido de la comunicación”.

Es más, comentan que hay estudios que dicen que el segundo factor en orden de importancia en que se fijan los hombres, es el tono de voz. “Por eso las mujeres tenemos el gran desafío de aprender a desarrollar y redescubrir esta feminidad enraizada en la sensualidad no verbal”.

--Sí, eso ya lo había percibido personalmente jeje... mucho cuidado con nuestra mirada y expresión facial :)

3. Manejo del estrés: El hombre es más vulnerable a las emociones, en especial a las negativas, cuando se vive momentos conflictivos, y son el peor escenario para que las mujeres ventilen sus frustraciones y miedos con ellos. No hacerlo se llama inteligencia emocional, la que sirve para escoger el minuto adecuado, sin reprimirse.

“Es sabido que el mejor momento para hablar de las emociones conflictivas con los hombres, es en calma y cuando haya pasado la tormenta, ya que de lo contrario sólo aumentaremos la gravedad de la situación. Mientras tanto, es ideal que las mujeres busquemos apoyo, consuelo, empatía y orientación en nuestros círculos de apoyo, hasta que las aguas se hayan calmado para poder volver a la relación con una comunicación asertiva y no reactiva”.

--Definitivamente es así, cuando las cosas están a flor de piel es mejor no empezar a listar nuestros problemas. No queremos volverlos locos a los pobres niños :)

4. Equilibrio emocional: Una de las quejas más recurrentes de los hombres es el dramatismo, densidad y negatividad emocional de las mujeres, ante lo cual ellos compensan con conductas evasivas y de negación. “No es que no podamos expresar nuestras emociones más disruptivas, sino que primero tenemos que aprender a desarrollar un estado de ánimo básico positivo junto con un equilibrio emocional, para que no recurramos a la necesidad de evacuar en ellos nuestros altibajos emocionales propios de los ciclos femeninos, y así mantener el ámbito de la pareja en su mayoría con una energía positiva”.

--Especialmente para mi, admito que soy dramática pero es que tampoco lo hago sin fundamento. Pero lo mejor es mantenerlo bajo y demostrarle un ánimo positivo a nuestro niño.

5. Manejo de los tiempos de pareja: Es importante comprender que los tiempos de pareja deben ser de calidad y no de cantidad. Una mala práctica femenina es la necesidad de dedicar todo su tiempo y energía a mantener la relación de pareja, adecuándose a las necesidades del hombre.

“La energía femenina se alimenta de la sensación de goce, plenitud y alegría. Esto es lo que un hombre busca en una mujer y lo que lo impulsa a mantener a su pareja durante el tiempo. En vez de estar dedicadas todo el día a ellos, es de crucial importancia dejarnos el espacio para nosotras mismas y reconectarnos con nuestra feminidad”.

--Nuevamente estoy de acuerdo, la verdad es que como mujer yo estaría encantada dedicarle todo el día pero no sabía que para ellos eso es un aspecto negativo.

Fuente: http://informe21.com/relacion-de-pareja/%C2%BFcomo-piensan-los-hombres-aprende-a-ponerte-en-sus-zapatos

Wednesday, March 06, 2013

¡HaGaMoS EjErCiCiOs! ¿cON CuáNTa FreCuEnCiA?


¿Alguna vez te has preguntado con cuánta frecuencia resulta ventajoso hacer ejercicios físicos? ¿Será que hacer toda una mañana una vez a la semana es bueno? Con la idea en mente de que podemos hacer ejercicios únicamente una sesión larga por semana para compensar las sesiones que no pudimos hacer el resto de los días de la semana, es que mucha gente cree que es lo ideal.

Nos encontramos frente a dos opciones:

1 Sesión de ejercicios exagerado (de larga duración) x semana.

vs

Ejercicio moderado y frecuente.

Lo cierto es que, según estudios, se encontró que es mejor aumentar la actividad física en la vida diaria en vez de contrarrestar periodos de inactividad con una sesión desmesurada. El estudio demostró que el ejercicio moderado y frecuente acelera mejor el metabolismo del cuerpo que las sesiones intensas pero ocasionales.

Ok. Ya sabes, no creas que puedes compensar los días de estar echado en cama o sentado frente al televisor con un día laaaaargo de actividad física. Mejor tener una vida movida (sin llegar al agotamiento) todos los días, no? Y acompañando tu día a día con una dieta balanceada oooh me parece estupendo ;)

¿CuáNToS CiELoS eXiStEn?


(Antes de entrar en el tema, voy a introducirlo con las definiciones de ciertas expresiones importantes para comprender mejor.)

La atmósfera terrestre. La palabra “cielo(s)” puede aplicar a toda la atmósfera terrestre, donde se forman el rocío y la escarcha (Gé 27:28; Job 38:29), donde vuelan los pájaros (Dt 4:17; Pr 30:19; Mt 6:26), donde soplan los vientos (Sl 78:26), donde resplandece el relámpago (Lu 17:24) y donde están las nubes que dejan caer su lluvia, nieve o piedras de granizo (Jos 10:11; 1Re 18:45; Isa 55:10; Hch 14:17). A veces “cielo” se refiere al firmamento o bóveda celeste. (Mt 16:1-3; Hch 1:10, 11.)

Espacio sideral. Los “cielos” físicos comprenden tanto la atmósfera terrestre como las regiones del espacio sideral con sus cuerpos estelares, “todo el ejército de los cielos”: el Sol, la Luna, las estrellas y las constelaciones.

¿Has escuchado alguna vez la expresión "Tercer cielo"? ¿Indica eso que hayan 3 cielos?
El apóstol Pablo escribió por inspiración divina en 2 Corintios 12:2-4:

Conozco a un hombre en unión con Cristo que, hace catorce años —si en el cuerpo, no lo sé, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe— fue arrebatado como tal hasta el tercer cielo. Sí, conozco a tal hombre —si en el cuerpo o aparte del cuerpo, no lo sé, Dios lo sabe— 4 que fue arrebatado al paraíso y oyó palabras inexpresables que no le es lícito al hombre hablar.

Allí habla de alguien que fue arrebatado hasta el tercer cielo y al paraíso. Puesto que en las Escrituras no se menciona a ninguna otra persona que haya pasado por tal experiencia, lo más probable es que fuese la suya propia. Aunque hay quien ha intentado relacionar la referencia de Pablo al tercer cielo con el punto de vista de los rabinos primitivos de que había diferentes niveles en el cielo, hasta un total de “siete cielos”, no puede afirmarse que este punto de vista tenga ningún apoyo en las Escrituras. Como hemos visto, no se habla de los cielos como si estuvieran divididos en plataformas o niveles, sino que a la luz del contexto debe determinarse si se trata de los cielos que están en la expansión atmosférica de la Tierra, de los cielos del espacio sideral, de los cielos espirituales, etc. En este caso, la expresión “tercer cielo” parece indicar el grado superlativo de arrobamiento en el que tuvo esta visión. Nótese cómo ciertas palabras y expresiones se repiten tres veces en Isaías 6:3, Ezequiel 21:27, Juan 21:15-17 y Revelación 4:8, con el propósito obvio de intensificar cierta cualidad o idea.

Para comprender esto, es importante tener en cuenta que la Biblia contiene partes literales y simbólicas. A menudo se dan números en la Biblia con un valor ilustrativo, figurado o simbólico, por lo que en esos casos es muy importante entender su significado para poder comprender el texto bíblico. En el caso del número tres, que es el que nos interesa en este momento, se puede decir lo siguiente:

El número 3 se usa a veces para representar intensidad, énfasis o más fuerza.

En una próxima entrada, postearé el significado simbólico de otros números utilizados en la Biblia como el 6 o el 7 que por lo general han sido muy controversiales.

¡Saludos!