aGrAdEcEr Es CoMpArTiR... CoMpArTe Lo QuE tE gUsTó A TuS ReDeS SoCiALeS... Twitter, Google+ y Facebook.

Monday, January 14, 2013

QuE Un CaMeLLo PaSe PoR eL OjO De UnA AguJa


"Más fácil es que un camello pase por el ojo de una aguja que el que un rico entre en el reino de Dios”. (Mateo 19:24, Marcos 10:25, Lucas 18:25)

¿De qué hablaba Jesús cuando pronunció dichas palabras?

Jesús hablaba de una aguja de coser y un camello literales con el propósito de recalcar la imposibilidad de algo. Jesús empleó esta hipérbole para ilustrar que tal como un camello literal no puede pasar por el ojo de una aguja de coser literal, es imposible que un rico entre en el Reino si sigue aferrándose a sus riquezas y no pone a Jehová en primer lugar en su vida.

Jesús hizo esta declaración justo después de que un gobernante joven y rico rechazó el magnífico privilegio de llegar a ser su seguidor. La persona acaudalada que ama sus posesiones más que las cosas espirituales no puede esperar recibir la vida eterna en el Reino. No obstante, hubo algunos ricos que sí se hicieron discípulos de Jesús. De modo que la persona rica que es consciente de su necesidad espiritual y busca la ayuda divina puede recibir la salvación que Dios otorga.

1 comment:

  1. en esos momentos había una puerta enorme en el muro de Israel que era para pasar los animales y los carros de cargos, mientras que en un lado de la puerta había una puerta bien pequeña que era para los humanos, esa puerta tenía por sobrenombre "aguja". Jesus se refiere a que es más fácil domar un camello y entrarlo por esa puerta, que enseñarle a un rico la palabra de Dios y la viva para ser salvo, pues no dice que es imposible para el rico, sino que muchas veces aquellas personas se quedan ambiciosas y no piensan en los demás, sino que para si mismos. Debemos poner a Dios en nuestro primer lugar, y hacer lo que nos pide, pues su voluntad es buena y agradable y es que todos creamos en El, en Jesús como Señor y Salvador para ser salvos de nuestros pecados y vivir eternamente.

    ReplyDelete