aGrAdEcEr Es CoMpArTiR... CoMpArTe Lo QuE tE gUsTó A TuS ReDeS SoCiALeS... Twitter, Google+ y Facebook.

Thursday, December 27, 2012

CoNoCe El TeMpErAmEnTo De Tu PaReJa: MeLanCóLiCo


Al conocer el temperamento de tus allegados, tu pareja por ejemplo, resultará en que podrás comprenderlos mejor, tratarlos con más justicia y sobrellevarlo con más paciencia.

El temperamento es la base biológica del carácter y está determinado por los procesos fisiológicos y factores genéticos que inciden en las manifestaciones conductuales.

Nuestro temperamento, junto con nuestras características físicas, mentales y emocionales, es lo que hace que seamos cada una de nosotras de una manera tan única.

El carácter es el conjunto de las disposiciones psicológicas que nacen del temperamento, modificado por la educación y el trabajo de la voluntad y consolidado por el hábito.

En el colérico y el sanguíneo hay una fuerte inclinación hacia la acción y en el melancólico y el flemático por el contrario hacia la tranquilidad.

Los polos opuestos se atraen y los polos semejantes se repelen. Esta ley física también se aplica en el temperamento y la pareja. Difícilmente dos personas con el mismo temperamento llegan a casarse. Por ejemplo, una pareja sanguínea, siendo los dos extrovertidos por naturaleza, vivirán compitiendo por ocupar el mismo escenario toda la vida.

Los coléricos, por otra parte, les exigen tanto a los demás que no solamente no se casarán entre sí, sino que probablmente ni siquiera lleguen a salir juntos más de una vez. Se la pasarían discutiendo por cada cosa y luchando por conseguir el dominio en la relación.

Podría ser que dos melancólicos se casaran, pero es muy poco probable. Sus rasgos analíticos les sirven para descubrir cualidades negativas en los demás y por ello ninguno de los dos buscará al otro. Sería raro que dos flemáticos se casasen, por cuanto ambos ser volverían seniles antes de que uno de los lograr reunir las energías suficientes para declarársele al otro.

La presente entrada estará dividida en 4 partes, en cada una de ellas se describirá a fondo un tipo de temperamento. Empecemos con el "melancólico" (el temperamento al cual pertenezco yo! - el dominante, porque el secundario es el flemático :D)

Descripción de la persona melancólica.

Es sin duda el temperamento más rico de todos. Por naturaleza es bastante talentosa, con un elevador coeficiente de inteligencia y una mente que lo analiza todo. Es el tipo de estudiante que logra buenas calificaciones en la escuela, a los maestros les encanta porque entrega sus trabajos a tiempo y por lo general es el mejor de la clase. La mujer melancólica es introvertida y dependiendo de su crianza y experiencias pasadas, es posible que raramente exprese su opinión; aunque siempre tiene opinión.

Es muy sensible, lo cual puede motivarla a trabajar en el campo de la salud. Cuando supera los primeros días en un nuevo ambiente o trabajo, puede estar cómoda y será creativa e innovadora.

No tiene muchos amigos por ser tan introvertida y en ocasiones es exageradamente preocupada de sí misma. Prefiere estar sola a lo sumo con una o dos personas más. Cuando establece por fin una amistad, es extremadamente lea y esa es la razón de pocos amigos ya que si encuentra otra se sentirá desleal a la primera.

Una advertencia: es posible ofenderla con mucha facilidad sin darse cuenta. A menudo la mujer melancólica es tan sensible que se le puede ofender con sólo mirarle, o lo que es peor, si no se la mira. No es ociosa, es tan diligente que se siente culpable si no está trabajando, está siempre ocupada tratando de facilitarle la tarea a los demás.

Los niños melancólicos son considerados como "niños modelos", viven buscando la aprobación de los padres, maestros y el grupo. Precisan poca correción, peros us padres debieran ser muy cuidados al corregirlos porque fácilmente se devastan por la desaprobación. Son auto disciplinados, mantienen régimen para su estado físico por ejemplo. Son fieles a sus votos matrimoniales. Desafortunadamente toleran incluso el abuso y la violación conyugal, lo cual sorprede a los otros temperamentos.

Es raro encontrar una melancólica obesa, excepto si su 2do temperamento es sanguíneo, porque los sanguíneos viven para comer y los melancólicos comen para vivir.

Uno de los rasgos más obvios es el perfeccionismo. No se puede decir si eso es una bendición o una maldición. Tratará de alcanzar todo por lograr su nivel de perfección, cae en un estado de depresión si no se cumplen su expectativas. Son muy autocríticos y puede ser un motivo para tener un estado de ánimo tenso.

Lamentablemente, la autodisciplina no siempre pasa a su vida emocional. Se aferra a sus pensamientos de lástima de sí o de autocrítica que consumen su energía emocional y hacen que estén cansada todo el tiempo. Y como es creativa puede inventar más razones por las cuales sentir lástima de sí, que cualquier otro temperamento y se imaginará o exagerará rechazos, heridas o insultos.

La consecuencia de esto es experimentar malos sentimientos. Es posible que por esta razón las melancólicas de mediana edad parezcan mayores de los que son en realidad, pues sus caras a menudo reflejan el mal humor en sus corazones.

1 comment:

  1. También soy de temperamento melancólico flemático, y no es fácil esa combinación, lo sé en carne propia. Pero por algo Dios quiso que tuviéramos ese temperamento. para eso existimos para cumplir propósitos basado en nuestro sentir, según el creador.

    ReplyDelete