aGrAdEcEr Es CoMpArTiR... CoMpArTe Lo QuE tE gUsTó A TuS ReDeS SoCiALeS... Twitter, Google+ y Facebook.

Thursday, July 12, 2012

PaPeL ArrUgAdO


Mi carácter impulsivo, me hacía reventar en cólera a la menor provocación. La mayor parte de las veces, después de uno de estos incidentes, me sentía avergonzado y me esforzaba por consolar a quien había dañado.

Un día mi consejero, quien me vio dando excusas después de una explosión de ira, me entregó un papel liso.
Y entonces me dijo:

- Estrújalo

Asombrado, obedecí e hice una bola con él papel.

Luego me dijo:

- Ahora déjalo como estaba antes.

Por supuesto que no pude dejarlo como estaba. Por más que traté, el papel quedó lleno de arrugas.
Entonces mi consejero hablo:

- El corazón de las personas es como ese papel. La impresión que dejas en ese corazón que lastimaste, será tan difícil de borrar como esas arrugas en el papel. Aunque intentemos enmendar el error, ya estará “marcado”.

Desde hoy, se más compresivo y más paciente. 

Moraleja: Cuando sientas ganas de estallar recuerda... El papel arrugado y no arrugues un corazón.

Esto es muy cierto, aunque existe el perdón, las palabras hirientes ya dichas han penetrado lo más profundo de nuestro corazón. Sin embargo, lo más curioso es que cuando te lo dice alguien que poco o casi nada te interesa, esas palabras te resbalan o al menos con el pasar del tiempo, ya no tienen el mismo efecto. Lo digo por experiencia personal.

Felizmente no soy impulsiva y ni suelo decir palabras hirientes. Pero recordaré este cuento antes de estar a punto de lanzar palabras desagradables. Mis papis y mis hnos. siempre me han tratado con delicadeza. En el colegio y en la universidad nunca hubo alguien que me haya dicho algo que haya dejado marcas tristes. Pero hubo alguien que una vez me dijo algo que recuerdo fue muy feo, curiosamente ya no recuerdo lo que me dijo.

No comments:

Post a Comment