aGrAdEcEr Es CoMpArTiR... CoMpArTe Lo QuE tE gUsTó A TuS ReDeS SoCiALeS... Twitter, Google+ y Facebook.

Friday, January 06, 2012

2012: ¿SeRá DesTruiDa La TiErrA?

“Creyentes del apocalipsis invaden un pueblo francés [...]. Están convencidos de que el mundo acabará el 21 de diciembre de 2012, fecha en que finaliza un ciclo de 5.125 años del antiguo calendario maya.”(BBC News.)

A pesar de las predicciones de líderes religiosos catastrofistas, supuestos científicos o cualquier otro pronosticador del siglo XXI, la Tierra seguirá existiendo por mucho tiempo. Lo cierto es que nuestro planeta no será destruido en 2012. De hecho, no desaparecerá ni en ese año ni en ningún otro.

La Biblia declara: “Una generación se va, y otra generación viene, pero la tierra permanece para siempre” (Eclesiastés 1:4, Reina-Valera Contemporánea). Además, piense en lo que implican estas palabras de Isaías 45:18: “Esto es lo que ha dicho Jehová, [...] el Formador de la tierra y el Hacedor de ella, Él, Aquel que la estableció firmemente, que no la creó sencillamente para nada, que la formó aun para ser habitada: ‘Yo soy Jehová, y no hay ningún otro[’]”.

Imagine a un buen padre que, para dar una alegría a sus hijos, dedica muchas horas a construir un barco de juguete o una casita de muñecas. ¿Verdad que no rompería los regalos en mil pedazos después de entregárselos a sus hijos?
Eso sería muy desconsiderado. Pues bien, Dios creó la Tierra para que los seres humanos disfrutaran de ella. Él les dijo a Adán y Eva: “Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra y sojúzguenla”. Después “vio [...] todo lo que había hecho y, ¡mire!, era muy bueno” (Génesis 1:27, 28, 31). El Creador no ha renunciado a su propósito para la Tierra, así que no permitirá que sea destruida. En cuanto a todas sus promesas, él mismo garantiza: “Mi palabra [...] no volverá a mí sin resultados, sino que ciertamente hará aquello en que me he deleitado, y tendrá éxito seguro en aquello para lo cual la he enviado” (Isaías 55:11).

Ahora bien, Jehová sí se ha propuesto “causar la ruina de los que están arruinando la tierra” (Revelación [Apocalipsis] 11:18). En la Biblia, él promete: “Los rectos son los que residirán en la tierra, y los exentos de culpa son los que quedarán en ella. En cuanto a los inicuos, serán cortados de la mismísima tierra; y en cuanto a los traicioneros, serán arrancados de ella” (Proverbios 2:21, 22).

¿Cuándo se cumplirá esta promesa? Ningún ser humano lo sabe. “Respecto a aquel día o la hora, nadie sabe —aseguró Jesús—, ni los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.” (Marcos 13:32.) Los testigos de Jehová no tratan de predecir cuándo destruirá Dios a los malvados. Aunque están pendientes de “la señal” del fin y creen que la humanidad está viviendo en “los últimos días” profetizados en la Biblia, no pueden saber con exactitud cuándo vendrá “el fin” (Marcos 13:4-8, 33; 2 Timoteo 3:1). Ellos dejan ese asunto en manos de su Padre celestial y de su Hijo.

Mientras llega ese día, se concentran en predicar las buenas nuevas del Reino de Dios, el gobierno celestial que regirá este planeta y lo transformará aen un pacífico paraíso. Entonces, “los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella” (Salmo 37:29).

Fuente: Revista Mensual "La Atalaya" 1 de Diciembre de 2011

No comments:

Post a Comment