aGrAdEcEr Es CoMpArTiR... CoMpArTe Lo QuE tE gUsTó A TuS ReDeS SoCiALeS... Twitter, Google+ y Facebook.

Monday, December 12, 2011

Tú Mi PrínCiPe

No era la forma en la que bailaba, cantaba o caminaba, no era su inteligencia ni sus conocimientos los que me cautivó. Era su manera de hablarme, de tratarme tan dulce y delicadamente. Cuando me miraba a los ojos y pronunciaba mi nombre. Cuando tomaba mis manos y me sonreia tímidamente.

Esa noche era perfecta, tomó mis manos y me dijo:

-Estás bellísima. Esta noche es tuya, esta noche es mía, esta noche es nuestra.

Tenía puesta el vestido perfecto de una princesa. Él estaba como un príncipe, de terno y su corbata combinaba a la perfección con mi vestido. Sólo nos faltaba el carruaje y caballos. Pero como no era la época aquella de carruajes nos fuimos en una hummer muy lujosa. La alquiló solo para recojerme y llevarme!

Cada detalle suyo me sorprendía, me enamoraba. ¡Había encontrado a mi príncipe! Mi principe soñado. Toda la noche me hizo sentir única sobre la faz de la tierra. Me hizo vivir una experiencia inolvidable.

Llevaba poco tiempo saliendo con él. Pero esa noche, fue como si lo haya vuelto a conocer, fue grandioso.

Llegó la media noche, nos tomó por sorpresa justo en el centro de la pista de baile. En ese momento, tocaron un tema musical romántico. Lo recuerdo como si fuera ayer. Tomó de mi cintura, mis manos y empezamos a bailar lentamente. En eso, me miró fijamente, dijo mi nombre y mi apellido y me preguntó ¿Quiere la mujer más bella ser mi novia? Y yo sin dudarlo le dije que sí. Estaba tan nerviosa y a la vez encantadísima. Fue la ocasión perfecta, el lugar perfecto, el momento perfecto para la pregunta perfecta. Me besó los labios y me abrazó fuertemente, mientras me abrazaba me dijo muy suave al oído que nunca me iría a soltar. Estuvo un tremento momento abrazándome hasta que tuve que decirle: Huuuy, lo siento por sacarle el brillo al momento, pero ya necesito mi espalda :) (Bueno, solo en las películas no pasa eso, jejeje)

Ese día, esa noche comprendí la verdadera felicidad del amor. Me enamoré por primera y única vez. Las princesas y los príncipes sí existen. Yo soy una y él es otro.

No comments:

Post a Comment