aGrAdEcEr Es CoMpArTiR... CoMpArTe Lo QuE tE gUsTó A TuS ReDeS SoCiALeS... Twitter, Google+ y Facebook.

Thursday, December 08, 2011

La PieDriTa

Había decidido vivir por un tiempo fuera de la ciudad. Me mudé a un pueblo pequeño pero muy placentero. Tardé alrededor de una semana en ambientarme. La gente, la comida, la noche, las costumbres y, todo lo que envuelve una adaptación a un nuevo lugar.

Estaba sola en mi cabaña. Era verano y de noche. Hacía mucho calor. Estaba escuchando música con alto volúmen mientras hacía la limpieza de mi sala. De pronto, escuché un sonido, como si alguien haya golpeado mi puerta con una piedra pequeña. Me asomé a la ventana para ver (es costumbre mía tener asegurada la puerta) y para mi sorpresa vi una piedrita al pie de mi puerta. Pero la piedra no estaba sola, tenía una nota atada con un listón rojo. No había nadie afuera, salí a recoger la piedra. Mientras me agachaba a recogerla, miraba a mi alrededor, de esas miradas minuciosas, como buscando algo. Entré a mi cabaña, me senté, suspiré y empezé a leer la nota. La nota decía...

"Sabes? No me conoces. Yo te veo todos los días. Me gusta verte. Se ha convertido es un hábito, es como cuando me siento a leer mi libro cada mañana muy temprano. Me gusta verte cuando caminas, cuando comes, cuando tu cabellera se siente libre y juega con el viento, cuando sonries, cuando piensas, cuando cruzas tus brazos en expresión de molestia, cuando encrespas tu cabello con tus dedos...

He pensado mucho en cómo hacertelo saber. Y ya ves, la piedrita, el listón, tu puerta...

Un admirador tuyo."

Después de leer la nota, dejé caer mi espalda al espaldar de mi sofá, mirando arriba, sonriendo me pregunté ¿Quién será? ¿Será él?

Me preparé una taza de café y empezé a beberla.

No comments:

Post a Comment