aGrAdEcEr Es CoMpArTiR... CoMpArTe Lo QuE tE gUsTó A TuS ReDeS SoCiALeS... Twitter, Google+ y Facebook.

Friday, December 16, 2011

AnTeS De MoRiR

Cayetana vivió sus últimos 5 años de matrimonio como si fueran los mejores años de su vida. Siempre estaba elogiando a su marido. En los encuentros que tenía con sus amigas del club, a Cayetana nunca le faltaba las palabras para decir que Luis Enrique, su esposo, era el hombre perfecto.

Las noches, después de que Luis Enrique regresaba (cuando regresaba) del trabajo, sorprendía a Cayenta con un sinfín de detalles, los cuales al día siguiente Cayetana los presumía en el club.

Luis Enrique era un hombre muy trabajador, tanto que a veces se quedaba haciendo horas extras, habían noches largas para Cayetana en su espera. Una espera muy agotadora la cual ella terminaba durmiendo en el sofá de la sala esperando a su amor. Sin embargo, ella sabía que esas esperas irían a ser recompensadas.

Ya no era novedad para Cayetana dormir sola por las noches, nunca se quejó, sabía que eso no hacía ninguna diferencia al amor que tanto los unía.

Ambos habían decidido no tener hijos desde aquél día en que contrajeron nupcias. Cayetana no se había arrepentido pero sentía la necesidad de tener una compañía mientras su esposo estaba ausente por las noches. Cayetana era una mujer muy fuerte, cuando la soledad la embargaba, ella podía salir adelante rápidamente.

A veces a Luis Enrique le tocaba hacer viajes de negocio. Esos viajes tan largos que a Cayetana la hacía suspirar. Cada despedida era más larga que la otra. No imaginaba largas noches seguidas sin él. Pero otra vez Cayetana recordaba el gran amor que los unía y así se ponía feliz.

El único problema - solía decir ella - es que mi marido tiene grandes responsabilidades en la empresa, y casi todo está a cargo de él. Luego, es el hombre perfecto, los momentos íntimos, los momentos de diversión, viajes de vacación, todo, todo es tan maravilloso.

Era un matrimonio sin igual, casi no discutían nada, Luis Enrique le daba todos sus gustos a Cayetana. Los momentos juntos que tenían, lo usaban solo para amarse más y más.

Una noche, Cayetana recibió una llamada. Una llamada que le cambiaría su vida rotundamente. Luis Enrique se había accidentado y estaba debatiendo entra la vida y la muerte. Cayentana salió corriendo hacia el hospital. Hizo unas cuantas llamadas, pidió ver a Luis Enrique y luego empezó a buscar a aquella persona que le había contado de lo sucedido. Era Rafaella. La amante de Luis Enrique por los últimos 5 años. Lo último que Cayetana pudo decirle a Luis Enrique cuando estaba allí en la camilla fue: '¿Por qué? ¿5 años y yo sin darme cuenta? ¿5 años me traicionaste?' Luis Enrique pudo escucharla pero al siguiente segundo, dio su último respiro.

Para cayetana, aquellos 5 últimos años de su matrimonio que le habían parecido tan fabulosos, pasaron a ser su tremenda pesadilla de toda su restante vida.

No comments:

Post a Comment